lunes, 26 de enero de 2009

Soneto a un futuro sin letras

Y luego de que escuchar con ojos
sea una costumbre perdida
podremos guardar entre la barriga
lo que a muchos pareció estorbo;

de ellos nadie extrañará tampoco
el peso útil para el que pisa,
esto siempre fue cosa merecida
por tener sobre tierra a los doctos,

tan fugitivos ellos en el mundo
que no busca otro oro en barro
que oro de joyería y de laya.

Es culpa del presente lo absurdo
por ser efecto crudo del pasado;
no importa, no da buen uso el habla.

No hay comentarios: