martes, 27 de enero de 2009

Soneto a los guarismos

También goza de la astrología
el caminar humilde, desalmado;
que si el fuego mantiene rotando,
haría mejor en parar la orgía:

la gula, el hambre y la codicia,
¿hace cuánto tiempo nos las mandaron?
Hoy cómodas ordenan de lo alto
sin cetro y con mucha más valía.

No se negará que en los gobiernos
se dejó de mandar por todo hombre,
ahora bien se busca en el cohecho...

Apretuja a ricos en el orbe
la gravedad de elefantes yermos,
uno a uno chupa hueco enorme...

No hay comentarios: